Visita Moscú desde un tranvía

La capital de Rusia no puede ofrecer al turista un casco histórico al uso, centros como el de Praga, Budapest o Riga tiene una cohesión arquitectónica de la que carece la la urbe moscovita. La ciudad sufrió un duro ataque en cuanto al Patrimonio Cultural, desapareciendo muchos callejones y edificios del siglo XIX, siendo sustituidos por las grandes avenidas comunistas, bastante mejores en cuanto a soluciones de movilidad pero que destrozaron de una manera considerable un centro histórico que podría ser aún más atractivo de lo que es. En este siglo XXI la ciudad se ha sumado a la modernidad y grandes edificios de superficies acristaladas como las de cualquier ciudad occidental jalonan el recorrido. Moscú es una ciudad de contrastes y el conglomerado arquitectónico es buena muestra de ello.

El pasado comunista y la evolución del transporte queda constatada, pudiendo montarse en tranvías supervivientes de la guerra fría como el que puede verse debajo de estas líneas.

Tranvía de la época soviética

Tranvía de la época soviética

O disfrutar del tranvía más moderno y con todas las comodidades pero sin el encanto del primero.

Modero tranvía moscovita

Modero tranvía moscovita

Durante el largo invierno se agradece especialmente el poder realizar el trayecto en tranvía, cubriremos largas distancias sin tener que soportar el frío reinante, en Moscú todos los tranvías cuentan con calefacción incluso en los asientos. Además de poder sumergirte en el Moscú auténtico, el de la calle, no el de las visitas guiadas, tu bolsillo lo agradecerá, ya que sus tarifas son reducidas y podrás utilizarlo igualmente con su famoso metro. Desde el año pasado cuentan todas las paradas del centro urbano con pantallas digitales que avisan del trayecto y del tiempo de espera hasta el próximo tranvía.

Las dos principales rutas para el turista :

La ruta más histórica sería hacer la 9, el trayecto de ida y vuelta por la calle Lesnaya :

Es la ruta más antigua de Moscú, con nada más y nada menos que 116 años. Como principales atractivos de tenemos el recorrer una calle llena de historia y con la guinda al pastel de la plaza Belaya, donde es recomendable hacer una parada y decidir en cual de las cafeterías o restaurantes vamos a disfrutar de una agradable pausa en nuestro recorrido.

La ruta con más encanto es la que la 3, que discurre entre Chístie Prude y Paveletskaya, un cuarto de hora en el que se recorren los mejores bulevares que quedan del siglo XIX, de los pocos que se salvaron y que guardan el encanto de otra época. Las mansiones se suceden una tras otra y la sensación de estar en otra Moscú invade al viajero. Sin darnos cuenta estaremos cruzando el río Moscova en su cruce con el Yauza, desde aquí podemos ver el edificio residencial en la orilla Kotélnicheskaya donde vivía lo más granado de la élite política y cultural de la Rusia Soviética.

Los tranvías en Moscú funcionan entre las 5:30 de la mañana y la 1:30 de la madrugada y se compran al conductor. Luego se “pica” el billete en las maquinitas colocadas al lado de  las ventanas,de no hacerlo, ponen multa. Se detienen en todas las paradas, por lo que no es necesario indicar que uno quiere bajarse.

En 2012 se volvió a reabrir Lesnaya, este vídeo es de la reinauguración de la línea, lo interesante viene a partir del minuto 3:30, pues antes son actos de la propios de la apertura del mismo.

 

Para más información puedes entrar en la página rusa, que cuenta con versión en inglés: http://www.tram.ruz.net/

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Cookies help us deliver our services. By using our services, you agree to our use of cookies. More Info | Close